Recubrimientos metálicos en frío

Recubrimientos metálicos en frío

Recubrimientos anticorrosivos

El Problema: Las estructuras metálicas, tanques de depósito, las tuberías tanto enterradas como sumergidas, las bombas, válvulas, plataformas y muchos otros elementos están expuestos a la corrosión. Los daños que provoca la corrosión van desde el aspecto estético de las estructuras hasta producuir derrames o fugas de fluidos que contaminan el medio ambiente. Esto ocasiona elevados costos debido a permanentes trabajos de mantenimiento sobre las instalaciones.

La solución: Las capas metálicas de zinc o aluminio, sus aleaciones o combinaciones aplicadas por el proceso de metalización por arco eléctrico, brindan una solución efectiva y de gran duración en el control de la corrosión en estructuras metálicas.

Estudios han demostrado que solo el metalizado puede garantizar una protección superior a los 20 años, antes de ser necesario un ciclo de mantenimiento de las instalaciones metálicas expuestas a la corrosión en diferentes ambientes.

Recuperación dimensional

La recuperación por metalizado se realiza mediante la proyección del material adecuado a cada pieza, la cual debe ser mantenida en movimiento uniforme, para lograr que la capa de material de aporte resulte también uniforme y asegurar que no queden zonas de la pieza con falta de material.

Cualquier tipo de cigüeñal o eje puede ser recuperado, independientemente del material (acero o fundición) y servicio al que esté destinado.

La necesidad de reparar una pieza se origina a causa de:errores de mecanizado en la fabricación de piezas nuevas y para recuperar piezas obsoletas o con un excesivo desgaste producto del servicio.

El proceso se realiza con una transferencia de calor muy baja sobre la pieza a recuperar (en frío), con lo cual no hay peligro de deformación, ni de producir cambios en las propiedades mecánicas de la pieza. El mecanizado puede realizarse de forma inmediata, dado que no se requiere tiempo de curado.

La reparación de cigüeñales, ejes en general y muchas otras piezas permite ahorros significativos en comparación con el recambio por piezas nuevas. Es normal que el costo de la reparación en piezas de gran tamaño sea inferior al 50% del costo de la pieza nueva.

Recubrimientos antidesgaste

El proceso de metalización por proyección permite la aplicación de recubrimientos antidesgaste sobre piezas de gran superficie y pequeños espesores. Por lo tanto se requiere que el proceso se lleve a cabo en frío para evitar que la pieza a recubrir sufra deformaciones permanentes durante el proceso.

Ejemplos típicos de aplicación son los vástagos, crucetas, émbolos, ejes huecos, etc.

La resistencia al desgaste y a la abrasión se logra con materiales de aporte que alcanzan durezas entre 60 y 75 HRc. Estos recubrimientos permiten prolongar la vida útil de la pieza en servicio hasta cuatro veces.

Tags

Metalizacion